perfeccionismo

El perfeccionismo es algo que en alguna medida mucho seres humanos experimentamos a diario. El problema como siempre está en los extremos. Conoce 33 señales que podrían indicar que eres un perfeccionista:

  1. No te permites equivocarte a pesar de saber que como ser humano siempre vas a cometer errores
  2. Consideras que las normas son importantes y te cuesta mucho infringirlas
  3. Para tí nadie hace las cosas tan bien como las haces tú, por lo que tiendes a llenarte de tareas por lo que te cuesta demasiado delegar
  4. Eres impaciente y te cuesta trabajo esperar
  5. Identificas y criticas fácilmente los errores de  los demás
  6. Nunca nada está lo suficientemente bien hecho porque siempre puede “ser mejor”
  7. No toleras el desorden
  8. Por lo general piensas que tienes la razón y que son los demás quienes no logran ver la “realidad” con claridad
  9. Eres cuidadoso en lo que haces y te esfuerzas siempre por ser el mejor
  10. Los detalles para tí, por mínimos que sean, son vitales e incluso críticos
  11. Un cambio de planes inesperado te afecta el estado de ánimo
  12. Eres una persona de “amores o de odios”
  13. Constantemente sufres fuertes dolores de cabeza, gastritis, dolores de espalda, cuello, mandíbula y/o insomnio
  14. Generas altas expectativas en las personas y/o situaciones y cuando éstas no son cumplidas sufres tal desilusión que terminas por sacar a las personas de tu vida
  15. Temes severamente no alcanzar tus logros y fracasar en el intento
  16. No te perdonas a ti mismo si algo que haces sale mal y te juzgas severamente
  17. Careces de espontaneidad porque todo debe estar debidamente planeado
  18. No toleras las críticas y las justificas en la “inoperancia” de los demás
  19. No toleras ser vulnerable creyendo que siempre tienes todo bajo control
  20. Sientes que tu ética es superior a  la de los demás
  21. Aunque parezcas muy correcto y fuerte detrás de esa máscara hay una inseguridad y temor
  22. Dañas momentos importantes si alguna de tus expectativas no es realizable
  23. Para alguno de tus padres (o figuras de autoridad) nada de lo que hacías era suficientemente bueno
  24. Tiendes a imponer tu punto de vista por encima del de los demás
  25. Te cuesta demasiado trabajo pedir perdón
  26. Sufres constantemente de ira cuando algún detalle no funciona como lo esperas
  27. Eres altamente competitivo
  28. Puedes en algunos casos ayudar y tratar muy bien a personas externas a tu vida pero tratar muy duramente a los más cercanos
  29. Eres adicto al trabajo
  30. No sabes perdonar aunque crees que si lo haces, y por lo general vives anclado al pasado
  31. Caes en ira fácilmente cuando eres contrariado, cuando algo no sale como esperas o cuando alguien no hace o piensa lo que consideras como verdadero o correcto
  32. Idealizas lo que “debería ser” sin diferenciar lo que es la realidad
  33. Tuviste una figura de autoridad  en la crianza con rasgos perfeccionistas
PD: Como terapeuta, mi misión es ayudar a personas como tu a manejar sus emociones de una mejor manera. Si te interesa que conversemos en una terapia, solicita tu cita.

Acerca del autor:

Terapeuta emocional, negociadora de conflictos. Busco ayudar a las personas a entender y manejar de una mejor manera sus emociones. Me especializo en Terapia de Pareja como compromiso con la supervivencia de la familia Colombiana.